UNIT

 

 Social Housing in Andalucia

 
EXTERIOR_VELEZ_04 _redimensionar.jpg
 

LA ATOMIZACIÓN DE LO DOMESTICO:

Los usos domésticos suelen diferenciarse espacialmente. Se han producido intentos de homogeneización espacial desde el campo de la arquitectura, proceso que termina en la culminación de la casa Farnsworth de Mies van der Rohe. Sin embargo, la unificación espacial de los usos no es entendida ni compartida por los usuarios de las viviendas (paradójicamente la dueña de la vivienda que simboliza el paradigma de dicha búsqueda terminó enfrentada con el arquitecto como muestra de su disconformidad hacia el modo de vida impuesto desde la arquitectura).

En el presente proyecto se asume la atomización de los habitáculos domésticos (dormitorios, salas de estar, cocina, baño) como una de las vías de reconocimiento subjetivo del habitar doméstico y se utiliza como herramienta de generación del proyecto.

Para cada uso se asumen las dimensiones establecidas en la normativa de vivienda de protección pública de Andalucía, tomándose dichas dimensiones, fruto del estudio de idoneidad funcional, como un conocimiento heredado asumible como origen dimensional de las células funcionales que generarán el proyecto en su repetición. De este modo se da lugar a un catálogo extensible de viviendas diversas (cada usuario o familia puede tener su casa distinta a la de su vecino).

El sistema toma como única condición impuesta la necesidad de ventilación e iluminación natural de cada una de las piezas (permitiéndose sólo ocasionalmente la ventilación de un baño o aseo mediante shunt). Se produce así, mediante la combinación y repetición de unidades simples iguales, una vivienda distinta para cada vecino. Para permitir esto se recurre a un sistema constructivo que dote de independencia portante a cada una de las unidades combinatorias. 

El ahorro de recursos permite reinvertir dichos recursos en la calidad  espacial de los proyectos. Por ello, cada una de las decisiones que se toman en el proyecto intenta optimizar el uso de los recursos disponibles. En el caso de la disposición de las viviendas en altura se decide reducir las comunicaciones comunes a las tres primeras plantas (baja + 2) de manera que la normativa no obligue a la utilización de ascensor. Para que esto sea posible sin la reducción del número de viviendas construidas se decide disponer viviendas en dos alturas (dúplex) en la coronación del edificio (plantas segunda y tercera).

 UN SISTEMA CONSTRUCTIVO CON MUCHAS VENTAJAS:

SOSTENIBILIDAD: La sostenibilidad de un sistema constructivo depende en su mayoría de decisiones previas al propio sistema. La madera es quizás el material constructivo más sostenible a largo plazo. Desde el punto de vista ecológico la energía necesaria para fabricar la madera es nula (el árbol utiliza la energía solar) y la energía necesaria para su transformación es siete veces menor a la utilizada para procesar los sistemas constructivos de acero. Dado que las necesidades estructurales debidas a la altura del edificio lo permiten se decide usar la madera como sistema estructural en su variante de montaje en ballon frame.

ECONOMÍA: El sistema constructivo utilizado, que es una variante ventilada del sistema de ballon frame, tiene grandes ventajas económicas puesto que permite un gran ahorro de recursos ya que el sistema estructural se corresponde con el sistema de cerramiento y de particiones interiores.

AHORRO ENERGÉTICO: La introducción de dos capas exteriores al sistema de ballon frame tradicional, una de policarbonato celular (material enteramente reciclable) y de una cámara de aire con ventilación controlada, permite que la fachada reduzca el gasto energético por parte de los usuarios adaptándose a las necesidades estacionales de verano o de invierno. En invierno la fachada funciona como captador energético acumulando en su interior una bolsa de aire calentado gracias al efecto invernadero producido en el interior. En verano la fachada estará refrigerada por una corriente de aire continua debida al efecto venturi producido por la apertura de las escotillas de ventilación.

LIBERTAD DE COMBINACIÓN: El sistema constructivo empleado dota a cada pieza del sistema de viviendas (dormitorio, baño, estar...) de autonomía estructural. Esta se deriva del buen comportamiento de la madera a flexión (su relación resistencia/peso es 1,3 veces mayor a la del acero) y a la correspondencia de los bordes o límites del uso con las líneas de carga vertical. Debido a ello el sistema elegido nos permite una gran adaptabilidad a las necesidades concretas traducido en una absoluta libertad de combinación. Gracias a ello podemos proponer, mediante la combinación diversa de unidades iguales, veintidós viviendas distintas... una vivienda para cada familia.